Desafío GreenFriday - Todos juntos por un consumo responsable

    Estás en: inicio » criterios para un consumo responsable » criterios sociales y éticos » comercio justo  
 

  Comercio justo

El comercio justo es una alternativa comercial para los pequeños productores del Sur que han visto su desarrollo económico y social restringido por las condiciones del mercado. Es una alternativa económica que contribuye a un desarrollo sostenible ofreciéndoles a los productores mejores condiciones comerciales y por ende una mejora de calidad de vida. Está basado en el diálogo, la transparencia y el respeto y busca una mayor equidad que el comercio internacional, asegurando los derechos de productores y trabajadores.

Las organizaciones de comercio justo, apoyadas por los consumidores, están implicadas activamente en apoyar a los productores, sensibilizar y desarrollar  campañas para conseguir cambios en las reglas y prácticas del comercio internacional convencional.

El comercio justo es una relación comercial que debe cumplir con unas normas mínimas como son:

  • Garantizar a los productores y productoras un salario y unas condiciones laborables justas.
  • Asegurar que los niños y niñas no sean explotados; éstos pueden ayudar a sus familias, pero en ningún momento se pondrá en riesgo su desarrollo y se asegurará su educación, descanso y el ocio propio de su edad.
  • Las organizaciones productoras deben destinar una parte de sus beneficios a las necesidades básicas de sus comunidades: sanidad, educación, agua, saneamiento y seguridad alimentaria. El comercio justo debe contribuir al desarrollo de toda la comunidad.
  • El funcionamiento de las organizaciones productoras debe estar basado en la participación y la democracia y velará por la igualdad entre hombres y mujeres.
  • Las relaciones comerciales se basarán en el diálogo, la transparencia y el respeto mutuo, asegurando que estas relaciones sean a largo plazo y garanticen el pago una vez formalizado el contrato.
  • La producción se realizará garantizando la protección del medio ambiente.
  • Los productos de comercio justo serán elaborados bajo normas de calidad.
El comercio justo defiende      
El comercio justo rechaza
  • Un nuevo orden económico mundial con un intercambio justo.
  • La independencia política-financiera del sector comercial. Una banca alternativa.
  • La apertura de las fronteras comerciales del Norte.
  • Las microempresas, cooperativas y empresas gestionadas por sus propios trabajadores fortalecen las economías locales y las dinámicas que generan enriquecen socialmente al país.
  • El manufacturado en el país de origen para garantizar el máximo valor añadido para los productores.
  • Los conceptos de “precio justo” y de transparencia en el cálculo del precio.
  • Una relación comercial respetuosa, de igual a igual, sin ánimo de explotación o especulación.
  • Unas condiciones laborales y unos salarios dignos.
  • Un proceso de producción y un consumo respetuoso con el medio ambiente y la salud, que fomenta la agricultura sostenible, la reutilización y el reciclaje.
  • Un desarrollo social y ecológico sostenible, de calidad de vida para hoy y para el futuro.
  • Una estructura empresarial participativa y democrática.
  • El respeto a la cultura autóctona, el uso de materiales y diseños tradicionales, locales y naturales.
  • Una relación más personal e informativa entre productores-tiendas-productos-compradores.
  • El injusto orden económico mundial entre el Norte y el Sur.
  • La política financiera institucionalizada (Fondo Monetario Internacional-FMI-, Banco Mundial-BM-,…) que mantiene a los países endeudados y en una dependencia crónica.
  • Las barreras arancelarias y los acuerdos internacionales que imponen un mercado libre.
  • El monopolio de las grandes multinacionales, que imponen sus políticas comerciales agresivas.
  • La política empresarial del manufacturado y del valor añadido en y para el Norte.
  • La compra de lo más barato, el precio por encima de todo.
  • La especulación con el producto, el precio y el pago.
  • Una política empresarial de “brazos baratos” que someten al trabajador a un procesos productivo no digno, obviando los derechos laborales.
  • Una política empresarial que es perjudicial para el medio ambiente.
  • Un concepto de desarrollo basado en el crecimiento prioritariamente económico o de calidad.
  • Una estructura empresarial capitalistas, jerárquica y no participativa.
  • El uso de materiales y diseño del producto no tradicionales y/o no naturales (el dominio de lo “sintético” y la “moda”).
  • Una relación anónima entre productores-vendedores y productor-comprador.

Fuente: “¿Cuánto cuesta?. Guía didáctica de Comercio Justo y Consumo responsable.
Editado por Cáritas

 El consumo solidario se puede practicar adquiriendo productos provenientes del comercio justo. En la actualidad, los mercados globalizados no reparten los beneficios del comercio mundial de manera equitativa. Las grandes multinacionales tienen más poder económico que muchos gobiernos y su influencia es decisiva al controlar los precios en el comercio mundial dejando al margen a los pequeños productores, al acaparar la mayor parte de las transacciones comerciales.

En este contexto, el comercio justo es una alternativa al comercio internacional que, frente a los criterios meramente económicos de éste, tiene en cuenta valores éticos que abarcan aspectos tanto sociales como ambientales. De esta manera los pequeños productores de los países del Sur encuentran un cauce para vivir dignamente de su trabajo, los consumidores pueden tener a su disposición productos de calidad que garantizan el respeto de los derechos de las personas y el medio ambiente, se recupera el vínculo entre productor y consumidor y se demuestra que es viable compaginar los criterios económicos con los sociales y ambientales.

EL SELLO FAIRTRADE

En mayo de 2005 se crea en España la Asociación del Sello de Productos de Comercio Justo que tiene como finalidad promocionar en nuestro país el Sello de garantía para productos de Comercio Justo y favorecer su consumo y, con ello, contribuir a ampliar el impacto del Comercio Justo.

 

El Sello FAIRTRADE es un instrumento de certificación que:

  • Da mayor acceso al mercado a los productos de Comercio Justo.
  • Ofrece garantías al consumidor de que el producto que lo porta cumple los estándares internacionales de Comercio Justo de FLO.
  • facilita el acceso de diferentes agentes comerciales a los productos de Comercio Justo.

 El Sello en cifras:

  • 21 países en todo el mundo utilizan el Sello.
  • 17 gamas de productos pueden recibir la certificación: café, té, azúcar, cacao, frutas frescas, bananas, frutos secos, frutos desecados, arroz, miel, vino, zumos de frutas, quinua, especias, flores, algodón y balones de fútbol.
  • Un millón de productores y productoras, pertenecientes a 548 organizaciones de 50 países del Sur, venden sus productos con el Sello. 5 millones de personas se ven beneficiadas.

VER ENTIDADES SOCIAS DE LA ASOCIACIÓN DEL SELLO DE PRODUCTOS DE COMERCIO JUSTO

 

 

DISTINTIVO QUE OTORGA LA COORDINADORA A LAS TIENDAS DE COMERCIO JUSTO

La Coordinadora Estatal de Comercio Justo, nace en 1996 con la finalidad de potenciar el Comercio Justo en nuestro país. En ella están integradas las organizaciones que importan los productos y las tiendas que los venden.

 

Entre sus objetivos destacan:

  • Coordinar y canalizar la comunicación entre las organizaciones de Comercio Justo.
  • Velar por el cumplimiento de los criterios.
  • Representar a sus miembros ante los organismos estatales e internacionales.
  • Fomentar el debate sobre los criterios éticos en las prácticas comerciales.
  • Promover y participar en actividades e iniciativas que contribuyan a fomentar el Comercio Justo.
  • Informar y sensibilizar a la sociedad.
  • Promover a la coordinación de las importaciones y prácticas comerciales entre las organizaciones de Comercio Justo.

VER:




ORGANIZACIONES DE PRODUCTORES

 

  • CLAC, Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de pequeños productores de Comercio Justo, sus inicios se remontan al año 1996 y nace de la mano de la Red de pequeños productores de Café. Actualmente agrupa 300 cooperativas y más de cien mil familias de pequeños productores de café, cacao, miel, bananos, azúcar, zumo de naranja y otra frutas frescas, en 16 países.
  • AFN, Africa FairTrade Network, sus inicios se remontan al año 1998 y nace de la mano de la African Regional Body. Agrupa a miles de familias de pequeños productores africanos, principalmente de café, de la zona sudeste del continente africano, en un mínimo de 8 países.
  • NAP, Network Asian Producers, agrupa a productores asiáticos que trabajan en Comercio Justo

 

 




 
 
Ecología y desarrollo